TAREA POLÍTICA José Luís Santana Ochoa ELECCIÓN INTERVENIDA

 

En la columna de mediados de la semana anterior intitulada “La hora de la verdad” se pronosticaba que unos tres mil militantes panistas el domingo 18 de diciembre de 2016 decidirían el futuro de su organización partidista. Al final de la jornada electoral interna fueron exactamente 3,103 los que depositaron sus votos en las urnas, de los cuales el 46% lo hizo a favor de la planilla encabezada por el ingeniero Enrique Michel Ruiz, y el 44% a favor de la candidata de los primos Peralta, Julia Jiménez Angulo. El que haya votado casi el 80% de la militancia panista en el estado es claro indicador de la seriedad con la que los militantes del blanquizal tomaron la elección de su presidente y secretario general para el trienio 2017-2019.

Cuando los panistas de principios y convicciones, leales a institucionales, ciertos, derechos, esperaban una fiesta democrática dominical altamente participativa, intensa y apasionada como lo fue, pero en sana paz, que entran en escena y la descomponen, “por órdenes superiores”, los policías preventivos estatales y los ministeriales de la Procuraduría General de Justicia del Estado coordinados por el mariscal de campo Pedro “El más priista de los ex panistas” Peralta Rivas. ¿De cuándo acá una contienda electiva entre panistas es vista por el gobierno del estado como de alto riesgo de violencia como para intervenirla con fuerzas policíacas que fueron distraídas de sus ineficaces labores de prevención y persecución del delito para apoyar a la candidata de los primeros Peralta? Es pregunta, no se enojen.

A pesar de la muy desaseada intervención de las fuerzas peraltistas de tarea, al final de la jornada dominical los más, la mayoría, se impusieron a los menos, la minoría, venciendo todas las tretas habidas y por haber que les jugaron los Peralta. Así haya sido por dos puntos porcentuales, la victoria inobjetable es para el panista viejo Enrique Michel Ruiz, y suyo el reto de “limpiar la honra de un partido que, por una razón desconocida, no ha comprendido que sigue siendo el depositario de la voluntad general de nuestro estado”, como lo ha establecido con claridad y precisión Rogelio Guedea Noriega.

El tercer candidato participante en la contienda por la presidencia del CDE del PAN, el tecomense Pedro Palomera Meza, aceptó ya la victoria de Enrique Michel Ruiz y se ha sumado a su equipo de trabajo de cara al 2018, pero su tocayo Peralta Rivas, “El más priista de los ex panistas”, le está impidiendo hacer lo propio a Julia Jiménez Angulo, quien si le sigue haciendo caso se quedará sin mil y sin jícara. Está bien que ejerza su derecho de pataleo, siempre y cuando logre sosegarse bajo los influjos del tiempo navideño y la vuela de año. Pero si no le faja la calentura a tiempo, va a tener que irse con todo y chivas a donde la conducirán con su empecinamiento sus compañeros de viaje: Las filas del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

La Victoria electoral de Michel Ruiz salvó al PAN de la asonada peraltista orquestada para sumarle una estrella más al lábaro priista, y le abona al mantenimiento de su independencia, autonomía y combatividad como instituto político opositor al PRI-gobierno, real alternativa electoral para los ciudadanos muy baleados ya por tanta simulación y travestismo partidista. La gestión michelista tendrá todo el respaldo del Consejo Estatal de muy amplia mayoría panista-panista, 68 de 80 miembros del mismo. Con un CDE y un CE que comparte la misma visión política y objetivos electorales, al Partido Acción en Colima le esperan buenos tiempos a mediano y largo plazos.

Más que operación cicatriz y el “sana, sana, colita de rana”, lo que la nueva diligencia estatal debe hacer es poner orden y concierto, alinear por el centro a su militancia empezando por la que detenta cargos de elección popular, para luego, de arriba hacia abajo, llegar hasta sus bases para darles un re-adoctrinamiento que las blinde ante cualquier intento de cooptación de parte del PRI-gobierno. Cerrar filas, ponerse serios de una buena vez y entender que se deben a la ciudadanía, son tres objetivos inmediatos a lograr por la nueva dirigencia del panismo colimense encabezada por Enrique Michel Ruiz y Víctor Torres Herrera.

EL ACABO
Hasta el próximo año 2017.

fb_img_1482282874820

Comparte esta NotaShare on Facebook7Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0