Cuentan historias de miedo en el MUAP

Comparte y dale me gusta

*Como parte del “Festival Cultural Noche de Animas”, que realiza el Museo Universitario María Teresa Pomar.

Las historias y leyendas de los pueblos suelen cambiar ciertos detalles con el paso de las generaciones; sin embargo, su esencia de miedo y de situaciones increíbles sigue causando escalofríos en quienes las escuchan.

Es justo en este tiempo cuando dichas historias tienen un toque especial, de ahí que el Museo Universitario de Artes Populares María Teresa Pomar (MUAP) de la Universidad de Colima comparta con estudiantes y público en general, las Leyendas de aparecidos en San Jerónimo, durante el “Festival Cultural Noche de Animas”.

En esta quinta edición participó el cronista de Cuauhtémoc, Marco Antonio Romero, quien contó las leyendas de “La Planchada”, “Casa embrujada”, “La mujer en el cruce de Ocotillo” y “La mujer de blanco”, cuatro historias que suceden en San Jerónimo, antiguo nombre de la cabecera municipal de Cuauhtémoc.

Marco Antonio Romero dijo que en lo personal le gusta escuchar este tipo de relatos, darles orden para compartirlas, pero no le gustaría comprobarlas, “pues el miedo persiste”.

Durante esta charla, dos personas del público contaron experiencias propias y de sus familiares con seres de otro mundo. El primero de ellos recordó la historia de un grupo de jóvenes que se reunía a jugar baraja hasta la madruga, y a quienes por alguna razón se les apareció un perro negro. En ese momento los jóvenes sintieron escalofríos y dejaron de jugar. Según esto, era el diablo convertido en animal.

Una mujer contó la historia de su abuelo, quien por decisión propia esperó al famoso perro que los vecinos decían que rondaba por las noches cerca de su casa. El hombre tomó valor y permaneció despierto hasta la madrugada. El cansancio lo venció. Entonces, al quedar dormido, sintió que el animal estaba sobre él, viéndolo fijamente a los ojos, con una mira que le causó miedo y desesperación, al no poder moverse.

Antonio Romero pidió a los asistentes seguir compartiendo estos relatos, “ya que forman parte de la historia de los pueblos del país y son una gran riqueza cultural”.

Comparte y dale me gusta