Quod scripsi, scripsi Horacio Archundia SOBRE LOS SERVICIOS PÚBLICOS.

Comparte y dale me gusta

La Ley del Municipio Libre es clara tocante a las obligaciones de los servidores públicos municipales. Por ejemplo, en el CAPÍTULO I, relativo a los SERVICIOS PÚBLICOS, en su ARTICULO 86, establece que: “Los Ayuntamientos organizarán y reglamentarán la administración, funcionamiento, conservación y explotación de sus servicios públicos, considerándose como tales en forma enunciativa, los siguientes: I.Agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de sus aguas residuales; II.Alumbrado público; III.Limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos; IV.Mercados y centrales de abastos; V. Panteones; VI.Rastro; VII.Calles, parques, jardines y su equipamiento; VIII.Seguridad pública y policía preventiva municipal, en los términos del artículo de 21 de la Constitución General y tránsito; IX.Registro civil; y X.Las demás que el Congreso determine, según las condiciones territoriales y sociecónomicas de los municipios y su capacidad administrativa y financiera.” Y señala que “Los ayuntamientos vigilarán que la prestación de los servicios públicos se realice en igualdad de condiciones a todos los habitantes del municipio, en forma permanente, general, uniforme y continua”. Visto lo anterior, caros lectores, conviene preguntarse: ¿De veras está cumpliendo el ayuntamiento con esas obligaciones?
JONATHAN LOMELÍ se ha convertido, al paso de los años, en uno de los activos más interesantes que tiene el Partido Acción Nacional en Manzanillo. Sin aspavientos ni propaganda amañada, el que ex director del Instituto Municipal de la Juventud, ha crecido significativamente en el ánimo de la gente. Politólogo de carrera, eficiente, sagaz, gentil en el trato, quien también fue director de atención a usuarios de la Comisión de Agua Potable es un elemento atractivo para el electorado. Ocupado en una larga lista de gestiones y dedicado por entero a recorrer colonias y barrios llevando programas sociales de impacto positivo directo en la economía familiar, Lomelí Barbosa se ha situado, de forma ordenada y cuidadosa, en la fila de los que sin duda deberán ser incluidos en las fórmulas de la elección del año próximo. Identificado además con el grupo panista más influyente en la entidad, es uno de los prospectos más firmes a ocupar, por lo menos, un sillón en el Cabildo, aunque se sabe de buena fuente que se le considera el candidato más fuerte del PAN a buscar la diputación del onceavo distrito, donde tiene bien sentados sus reales.
DAVID ORTEGA QUITERIO podrá ser criticado por su dureza, por su carácter aparentemente enérgico, pero nadie puede señalarlo como desganado ni como indolente. Es uno de los líderes más serios del sindicalismo regional y la cantidad de acciones que encabeza desde la Croc, lo convierten en un serio aspirante a un cargo de elección popular. Al finalizar la semana anterior, consiguió que el gobernador del Estado le diera el respaldo en un evento de corte nacional celebrado en el Hotel Tesoro, la V Jornada de Prevención Social de la Violencia y Delincuencia, donde hizo gala de su capacidad de organización tocando favorablemente un tema de interés general: el de la seguridad y su prevención. A la ceremonia inaugural acudió, asimismo, el Subsecretario de Prevencion y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación, Alberto Begné. Sin duda un exitoso acto en el que dio muestras de su liderazgo y habilidad política. La prevención de la seguridad es un imperativo, un asunto que nos preocupa a todos, un problema trascendental que amerita la intervención de todos por ende y que demanda atención fundamental. En ese sentido, quien participa en proyectos tendientes a mejorar las condiciones de seguridad y en acciones que procuren garantizarla, es un político visionario que merece el respaldo general. Así, el viernes, David Ortega dejó visto que es un hombre con la capacidad de convocatoria suficiente para involucrarse en casos que se encuentran dentro de la agenda política de nuestros días. ¡Bien por él!
LA GALERÍA DE LAS PRIMERAS DAMAS, en el nuevo edificio del DIF Municipal, se convierte en un sitio visitado por quienes acuden a realizar trámite o tienen curiosidad por conocerlas. En Manzanillo, según se desprende de los documentos encontrados en el Archivo Histórico del Municipio, la primera esposa de un alcalde que participó en labores de asistencia social fue la señora Concepción María Rojas y Dozal, esposa del alcalde Alfredo Woodward Téllez, antes de la fundación del Inpi (actual DIF), entre 1952 y 1954. Doña María Guadalupe Figueroa Valdovinos de Guzmán, esposa del presidente Felipe Guzmán Mesina, continuaría esa gran labor llevando apoyos a cientos de niños, sobre todo, de la zona rural. A partir de entonces, casi todas las primeras damas intervinieron en las funciones de benefactoras y filántropas. Por decreto presidencial, el 31 de enero de 1961 se crea el Instituto Nacional de Protección a la Infancia (I.N.P.I.) y la primera mujer que presidió su voluntariado fue Doña Soledad Ramos Cabra, esposa del presidente del Concejo Municipal, Profr. Manuel Bonilla Valle. La maestra Lupita Linares de Rincón López le siguió en acciones y a partir de entonces han presidido el INPI y luego el DIF las distinguidas señoras cuyas efigies figuran en esa Galería de Honor que le recomendamos conocer.
POR HOY, BUEN DÍA.

 

 

Comparte y dale me gusta