Bachilleratos 25 y 32, comprometidos con la formación y su entorno

Comparte y dale me gusta

*En estos días, los directores de ambos planteles, Jorge García (25) y Gabriel Navarro (32) rindieron sus respectivos informes ante el consejo técnico de su respectivo plantel.

Sergio Wong de la Mora delegado del campus Villa de Álvarez, mencionó que en los últimos años la Universidad de Colima ha tenido grandes transformaciones y retos que enfrentar en sus diferentes funciones sustantivas.

Uno de esos retos, dijo, es el poder cumplir con las demandas que enfrentan todas las instituciones de educación superior, de ofrecer una mayor calidad formativa, así como un mayor compromiso de sus egresados en la solución de los problemas nacionales y una estrecha vinculación con los sectores de la sociedad.

En este sentido y en nombre del rector José Eduardo Hernández Nava, felicitó a los bachilleratos 25 de Comala y 32 de Suchitlán, “por los logros alcanzados y el empeño de todos los que conforman estas comunidades académicas, reflejado en una mejor formación de sus alumnos y su vinculación con los diferentes sectores sociales”.

Jorge García Pérez, director del Bachillerato 25, dijo en su informe que este plantel ingresó al nivel 4 del Padrón de Buena Calidad del Sistema Nacional de Educación Media Superior, y destacó el incremento en la tasa de retención, que tuvo un avance del 6.59% respecto al año anterior, pasando al 73.62%.

Resaltó además que la totalidad de docentes que laboran allí cuenta con el perfil idóneo para impartir su cátedra y el 76.92% de los profesores ha realizado al menos un diplomado en formación de competencias docentes. “Gracias a estos indicadores de calidad se tiene el rumbo claro como un platel reconocido, estable, y que atiende los procesos institucionales”, concluyó.

Por su parte, Gabriel Navarro Márquez, director del Bachillerato 32 de Suchitlán, dijo en su informe que el cien por ciento del cuerpo académico se encuentra acreditado y certificado en competencias docentes y ya están en el nivel II dentro del Sistema Nacional de Bachillerato.

En lo que respecta a la tasa de retención de primero a tercer semestre se logró, dijo, el 81% gracias a los programas institucionales pero también al desempeño de los maestros y al acompañamiento puntual que hacen del desarrollo de sus alumnos.

Además, concluyó, ése es un plantel preocupado por la conservación y cuidado del medio ambiente, que se vincula además a las acciones de bienestar social que realiza el Centro de Desarrollo de la Familia Universitaria.

Comparte y dale me gusta