Colima, sin defunciones por picaduras de alacrán en últimos 5 años: SSyBS

Comparte y dale me gusta

+Se mantiene la entidad en un rango de 9 a 11 mil casos anuales, en el sitio 9 a nivel nacional

El estado de Colima se ha mantenido en un rango de intoxicaciones por picadura de alacrán, de entre los 9 mil y 11 mil casos por año; asimismo, no ha tenido defunciones por esta causa en los últimos 5 años, gracias a la oportuna atención médica en las unidades de salud.

Así lo informa la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado, dependencia que resalta que estas estadísticas se registran, gracias a la dotación adecuada que se hace del suero antialacránico en las unidades de salud que contrarresta estos envenenamientos.

En ese sentido, detalla la SSA que al 17 de noviembre de este año, la entidad suma 9 mil 948 intoxicaciones por picadura de alacrán y se encuentra en el noveno sitio a nivel nacional; en 2016, al mismo período, tenía 10 mil 857 casos, en octavo lugar nacional, y en 2015 se habían acumulado 7 mil 859 hasta igual fecha y cerró con 8 mil 968, en el décimo puesto.

El municipio de mayor incidencia es Tecomán, seguido por Manzanillo y Armería, lo cual se explica porque el primer municipio registra más altas temperaturas y no tiene cercano el mar, como sí lo tiene Manzanillo, ya que el alacrán huye al agua.

Asimismo, la mayor incidencia de picadura, es decir, el 60%, se da entre las personas de 25 a 45 años y en los niños, es de un 10%, aunque las intoxicaciones por picadura de alacrán se complican más en los infantes porque el arácnido pica y pone la misma cantidad de veneno en una masa corporal menor a la de una persona joven o adulta.

La dependencia puntualiza que para tener éxito ante una picadura de alacrán, es necesario que la persona afectada acuda de inmediato a la unidad de salud más cercana porque esta es una urgencia que pone en riesgo la vida.

Además, se deben evitar los remedios caseros, porque prolongan el tiempo de la atención y aumenta el riesgo de una complicación severa.

Al respecto, se reporta que las unidades de salud cuentan con el antídoto específico y tienen la suficiencia del mismo para este año y el primer mes del 2018, ya que se aplica un frasco del suero antialacránico, se tenga o no picadura, cuya dosis-respuesta se va incrementando conforme lo necesite la persona (de una hasta 20 aplicaciones).

La dependencia indica que Colima tiene todas las características idóneas para la reproducción y el desarrollo de los alacranes, como alta temperatura y un grado importante de humedad. Además, tiene el segundo alacrán (tecumanus, de Tecomán) más venenoso y letal del país, dependiendo de la cantidad de veneno que traiga al momento de picar a una persona.

La Secretaría de Salud refiere que la sintomatología primaria de una picadura de alacrán es dolor intenso en el lugar de la picada y una piel más caliente y roja; después aparece el hormigueo en la nariz, lengua y garganta y luego sienten anginas muy inflamadas (no pueden pasar saliva y empiezan a acumular mucha de ella); en la forma más grave se manifiesta por numerosas palpitaciones del corazón.

No obstante, cuando los niños duermen y despiertan llorando y gritando, deben ser llevados de inmediato a la unidad de salud más cercana porque lo más probable es que haya sufrido una picadura de alacrán.

Finalmente, se destaca que el 80% de los casos se originan por meter la mano en sitios que no se ven, siendo otra causa calzar el zapato sin sacudirlo, por lo que se recomienda realizar saneamiento básico en casa y colocar azulejo liso en la periferia de la vivienda para que el arácnido no pueda subir o entrar.

Colima, Col. 15 de diciembre de 2017

Comparte y dale me gusta