Diagnóstico temprano de cáncer infantil aumenta la supervivencia

Comparte y dale me gusta

La Secretaría de Salud y Bienestar Social informa que es fundamental llevar a niñas y niños con algún síntoma de cáncer, a la consulta con el médico general o pediatra para que sean referidos al Instituto Estatal de Cancerología (IEC) y hacer un diagnóstico temprano de esta patología, ya que bajo estas condiciones podrán recibir un tratamiento oportuno en esta unidad de salud que permita aumentar la sobrevivencia o supervivencia (curación) de estos menores.

Lo anterior, debido a que entre los niños referidos al IEC para confirmar el diagnóstico y dar tratamiento, el 20% llega en etapas tempranas (1 y 2), de ahí que el 80% restante arriba en etapas 3 y 4, es decir, con tumores metastásicos o localmente avanzados.

El área de Oncología Pediátrica de Cancerología detalla que en cáncer se tienen los conceptos de sobrevivencia y supervivencia.

El primero es cuando el paciente sale adelante al menos por dos años, que representan el 76% de estos niños (7 de cada 10) y el segundo es el porcentaje de curación, que es del 60% (6 de cada 10), todo para lo cual se tiene que tomar en cuenta el tiempo de tratamiento, que va desde 6 meses hasta 2 años 8 meses.

Cada niño es diferente, aunque tengan la misma patología, por lo que se establece qué daño hay y qué tanto se puede prevenir este, para ofrecer la mejor calidad de atención, ejemplificando que si un niño llega con un tumor localizado, se opera, se quita el tumor y se reducen el número de cargas de radioterapia (acelerador lineal) y la cantidad de quimioterapia (medicamentos).

Al exponer el proceso de atención del cáncer infantil, indicó que primero se hacen estudios (de imagen o biopsia) y se corrobora el diagnóstico clínico; enseguida se establecen las características que puede estar presentando el cuerpo del niño y se define el protocolo de tratamiento, mismo que en reunión informativa se propone a los padres del menor.

Una vez concluido el tratamiento, los pacientes entran a un proceso de vigilancia, el cual consiste en que durante los siguientes 5 años van a estar acudiendo al IEC para supervisar su estado de salud. Y al concluir este tiempo, se consideran curados o que la patología no se va a volver a presentar, momento en que los menores son dados de alta y, entonces, pueden tocar la “campana de la victoria”.

La atención del cáncer infantil (menores de 18 años), la cual se otorga mediante un manejo multidisciplinario con la intervención del personal de Oncología, Enfermería, Psicología, programa Sigamos Aprendiendo en el Hospital, cirugía oncológica, neurocirugía y el patronato AMANC, se cubre de manera gratuita en el IEC en el caso de 22 intervenciones de tipo preventivo, diagnóstico, terapéutico paliativo y de rehabilitación que contempla el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos del Seguro Médico Popular.

Colima, Col. 29 de abril de 2018

Comparte y dale me gusta