Expondrá Toño Carranza propuesta artística de grafito incandescente

Comparte y dale me gusta

*“La única línea que ilumina es la que arde”, se titula la más reciente propuesta del artista y universitario, misma que consiste en hacer pasar corriente eléctrica a complejas figuras hechas con grafito.

Este viernes 6 de diciembre, a partir de las 8:30 de la noche, se inaugurará en el museo “Fernando del Paso” la exposición “La única línea que ilumina es la que arde”, del artista visual y profesor universitario Antonio Carranza Flores, quien concretó esta propuesta artística gracias al apoyo del Programa “Arte, Ciencia y Tecnología” que lanzaron el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), el Centro Nacional de las Artes (CENART) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Antonio Carranza fue uno de los 25 ganadores de este programa nacional, en el que participaron 447 proyectos que contemplan un trabajo colaborativo e interdisciplinario entre el arte, la ciencia y las tecnologías. En su primera edición de 2018, benefició a proyectos de la Ciudad de México, Quintana Roo, Zacatecas, Colima, Querétaro, Morelos, Baja California, Nuevo León y Alemania.

Entrevistado sobre su proyecto, el profesor universitario y artista visual señaló que surgió de una fusión entre arquitectura, electricidad y arte contemporáneo, especialmente el dibujo: “Las piezas de la expo son dibujos elaborados con minas de grafito que, al aplicarles una descarga eléctrica generan una resistencia y se vuelven incandescentes, como las líneas rojas que podemos ver en un horno eléctrico, por ejemplo”.

En el caso particular de su obra, Carranza Flores señaló que se trata de piezas tetra-dimensionales porque no sólo incluyen el largo, ancho y la profundidad, sino que además tienen un tiempo de vida concreto debido al desgaste del grafito al contacto con las descargas eléctricas: “Ver la pieza activada es una vivencia, una experiencia sensorial, ya que se producen cambios de temperatura, olores, sonidos y colores”.

Señaló que, utilizando una serie de espejos y jugando con la perspectiva del espectador, se generan efectos de punto de fuga o de profundidad al ver un objeto repetido y cada vez más pequeño, lo que da un efecto de alejamiento entre uno y otro: “Entre los objetivos de la expo, además de experimentar con las cualidades físicas del grafito utilizado como resistencia eléctrica, está el fusionar la geometría lineal con la del espacio”.

Al describir el proceso de activación de las piezas, el artista detalló que al recibir el primer flujo de energía eléctrica, el grafito toma un color rojizo para cambiar gradualmente a tonos naranjas y amarillos, hasta que llega al blanco y alcanza una temperatura de mil 200 grados: “Cada una de las piezas, al ser activada, tiene un tiempo de incandescencia de entre cuatro y ocho minutos; es un espectáculo visual que muestra cómo el grafito nos puede dar otras tonalidades, además de grises”, describió.

Al respecto, añadió que las mesas donde se encuentran las piezas son restiradores, cuya disposición en los pasillos del Museo “Fernando del Paso” es la de un despacho de arquitectura, para complementar el lenguaje visual orientado en este tema: “También, en cada pieza pondremos diagramas que explican su funcionamiento, así que el espectador puede verlos, la pieza en sí y el video del momento de la activación”, agregó.

Aunque las piezas no pueden estar activadas permanentemente, los videos mostrarán a los espectadores sus efectos luminosos durante los tres meses que la expo permanecerá en este museo; “para las personas que no puedan asistir a la inauguración, habrá nuevas fechas en las que se realizará la activación de las piezas”, adelantó.

Como parte del apoyo que recibió del Programa “Arte, Ciencia y Tecnología”, la exposición se montará también en la Ciudad de México y además se impartirán algunas conferencias en la UdeC. Al explicar el significado de su exposición, Antonio Carranza comentó que hace referencia a que “la única forma en que podemos conseguir que el grafito nos dé colores diferentes al gris, es cuando se pone incandescente”.

Finalmente, el artista universitario agradeció a los estudiantes de la Licenciatura en Artes Visuales que lo apoyaron en diversos aspectos de la realización, así como a Jaime González, quien lo asesoró en la parte de la instalación eléctrica.

Antonio Carranza estudió la Licenciatura en Arquitectura en el ITESO y la Maestría en Teoría y Práctica de las Artes Plásticas Contemporáneas en la Universidad Complutense de Madrid, España. Ha expuesto en Madrid, Guadalajara, Guanajuato, Colima, Los Cabos y Puerto Vallarta.

La cita es este viernes 6 de diciembre, a las 20:30 horas, en el Museo “Fernando del Paso”, que se ubica en la calle 27 de Septiembre 119, del Centro de Colima. La invitación está abierta al público en general.

Comparte y dale me gusta