Necesario, cuidar parámetros de bienestar en producción industrial de porcinos: Experto

Comparte y dale me gusta

*La videoconferencia sobre este tema fue parte del primer Congreso de Producción Porcina organizado por la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UdeC, campus Tecomán.

“En algunas personas existe la percepción errónea de que los animales no sienten, que no son capaces de sufrir, lo que da origen a conductas relacionadas con la crueldad y el trato irrespetuoso hacia ellos”, comentó David Román Sánchez Chiprés, investigador del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) de la Universidad de Guadalajara, al dictar la videoconferencia “Bienestar animal durante el transporte y espera al sacrificio de cerdos para abasto en Jalisco”, en el primer Congreso de Producción Porcina organizado por la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad de Colima, campus Tecomán.

Explicó que el bienestar animal en producción pecuaria “significa un compromiso ético para mantener la vida productiva animal en las mejores condiciones de confort, lo que incluye el hábitat, la salud, alimentación y el buen manejo de los animales”.

Dijo que al hablar de producción industrial, en el caso de los cerdos, es posible saber si un animal sufre alteraciones en su salud y bienestar básicamente observando su conducta, si ésta es normal o no, o bien manifiesta comportamientos como frustración, miedo, ansiedad, depresión o aburrimiento.

Estos sistemas de producción intensiva, necesarios para abastecer de carne a grandes poblaciones, comentó, siempre han sido cuestionados. Por una parte, el consumidor lo que quiere es que el producto que compra no presente riesgos a su salud; por la otra, hay sectores de la sociedad que cuestionan la contaminación ambiental que generan estos sistemas intensivos, además del sufrimiento innecesario del animal, los abusos en la mejora genética y el uso de fármacos.

Sánchez Chiprés dijo que si los productores no tienen a los animales en condiciones de confort, podrían ver alteradas sus ganancias o el rendimiento. Si los cerdos presentan estrés, agregó, “pueden sufrir modificaciones metabólicas importantes, específicamente en la formación de proteínas, glucosa, grasa, secreción gástrica y en la acción antiinflamatoria. Esto se refleja en una menor cantidad de alimento consumido, menor eficiencia alimenticia y en que los animales serán más susceptibles a enfermedades”.

Un experto en medicina veterinaria, destacó, debe saber medir estas afectaciones a la salud del animal a través de determinados indicadores biológicos. El principal de ellos es el bienestar animal; “esto se logra con mejoras tecnológicas, personal bien capacitado en la gestión de los cerdos y con la aprobación y aplicación de reglamentos administrativos oficiales estrictos y específicos”.

Suele ocurrir, dijo por último, que cuando un cerdo no se adapta a las situaciones de estrés que vive en estos sistemas de producción intensiva, presenta el síndrome de muerte súbita, “lo que conlleva pérdidas económicas muy importantes”.

Comparte y dale me gusta