Presentan a directores de bachillerato protocolo para atención de violencia de género en la UdeC

Comparte y dale me gusta

* El link para presentar una queja de violencia de género es http://quejaviolenciagenero.ucol.mx

En días pasados, en sesión virtual, se presentó el protocolo para la atención integral de la violencia de género de la Universidad de Colima al personal directivo de bachilleratos y escuelas técnicas, con el objetivo de atender y erradicar situaciones de discriminación o violencia al interior de la casa de estudios.

Para esta presentación, integrantes de la Unidad para la Atención Integral de la Discriminación y la Violencia de Género, del Comité de Ética y de la Oficina del Abogado General de la UdeC explicaron el alcance, objetivos, principios y acciones de las instancias responsables al aplicar este protocolo.

De la Unidad para la Atención Integral de la Discriminación y la Violencia de Género, su titular, Mónica González Torres, señaló que es importante como trabajador universitario identificar una situación de discriminación o de violencia de género, y atender la queja para que, a corto y mediano plazo, estas conductas violatorias de la dignidad de estudiantes y trabajadores no se presenten en los espacios universitarios.

Aclaró que este protocolo se socializa en este momento no solamente para atender la discriminación o violencia de género entre estudiantes, sino también a toda la comunidad universitaria. González Torres explicó que con el protocolo “existe un proceso de re-educación y reflexión para replantearnos aspectos que consideramos naturales, y tenemos que visibilizar para cambiarlos”.

Destacó que los principios que rigen toda la atención en un caso de violencia o discriminación de género son la no discriminación, la legalidad, confidencialidad, buena fe, complementariedad, principio pro-persona, persona adecuada y accesibilidad.

En este sentido, dijo que las instancias responsables de su aplicación e interpretación son la Comisión de Seguridad y Protección Civil Universitaria, la oficina del Abogado General y el Comité de Ética, que se encarga de atender los casos con una perspectiva de género.

La oficina del Abogado General, continuó Mónica González hace el seguimiento formal y brinda el acompañamiento psicológico, asesoría jurídica y, conforme al protocolo, realiza las funciones de recepción de la queja, atención a personas afectadas sobre sus derechos, recaba la información que se estime pertinente para esclarecer los hechos, establece un expediente y da seguimiento y resolución al caso.

Acotó que, en caso de que sea un menor de edad, alumno de un bachillerato, el o la afectada están protegidos por la Convención de Derechos del Niño y por la legislación para proteger los derechos humanos de la infancia con medidas proactivas. En estos casos, dijo, se le cita a la oficina del abogado general acompañado de sus padres o una persona mayor de edad de su entera confianza.

Ninguna queja pierde temporalidad, comentó; pudo haber sucedido recientemente o hace tiempo. Además, “ninguna queja se concilia; en ningún momento se sientan todos en la misma mesa para arreglar la situación y mucho menos se intenta resolver una situación de violencia de género de otra manera”.

En representación del Comité de Ética, Nancy Molina Rodríguez explicó que violencia de género “es todo acto de agresión, control y dominación hacia otra persona por razón de su sexo o género y puede incluir daños físicos, sexuales y psicológicos”. Dijo que las dos formas más comunes y con mayor impacto en las personas son el hostigamiento y el acoso sexual.

El primero, explicó, es el ejercicio del poder en una relación de subordinación real de la víctima frente al agresor en los ámbitos laboral y/o escolar y se expresa en conductas verbales, físicas o ambas, relacionadas con la sexualidad de connotación lasciva. Sobre el acoso sexual, dijo, “es una forma de violencia en la que, si bien no existe la subordinación, hay un ejercicio abusivo del poder que conlleva un estado de indefensión y de riesgo para la víctima, independientemente que se realice en uno o varios eventos”.

Nancy Molina describió que las conductas más comunes consisten en miradas morbosas a ciertas partes del cuerpo, cosificación, tocamientos o caricias que se acompañan de comentarios. Por lo tanto, invitó a la audiencia virtual a tomar los cursos para identificar las conductas y adelantarse a las posibles violencias de género en sus planteles.

Por su parte, el director general de Educación Media Superior, Martín Jesús Robles de Anda destacó la importancia de conocer el protocolo y pidió a los directores y directoras respetar la secrecía del proceso, conocer a sus estudiantes, profesores y administrativos y respetar los derechos humanos en su comunidad.

Robles de Anda, por último, hizo una petición a la Unidad para la Atención Integral de la Discriminación y Violencia de Género, de presentar el protocolo a jefes de grupo y representaciones sindicales para que todos estén enterados del contenido de este documento.

Finalmente, los funcionarios plantearon sus dudas sobre vías rápidas para evitar la revictimización al atender los casos, el uso de imágenes de estudiantes en redes sociales y el uso de uniformes, entr otros temas.

El link para presentar una queja de violencia de género se encuentra en el menú de la página web de la Universidad de Colima www.ucol.mx y directamente en http://quejaviolenciagenero.ucol.mx

En esta presentación estuvieron presentes la coordinadora general de Docencia, Martha Alicia Magaña; el abogado general, Leobardo George Ocón; Mayra González, del Comité de Ética, y Lourdes Ramírez de la Unidad para la Atención Integral.

Comparte y dale me gusta