De cada 10 mujeres privadas de su libertad en México 9 no contaban con antecedentes penales: INMUJERES

Comparte y dale me gusta

*Los delitos más recurrentes por los que se les juzga a las mujeres son: participación en secuestros, homicidio doloso y posesión de narcóticos con fines de comercio y suministro

En México, 9 de cada 10 mujeres privadas de su libertad no contaban con antecedentes y 7 de cada 10 trabajaban la semana previa a ser detenidas, la mayoría en el comercio y ventas, así lo dio a conocer el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), en su publicación número 6 de junio pasado.

El estudio fue realizado con base en la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad 2021 (ENPOL); el informe diagnóstico de las mujeres privadas de libertad de la CNDH 2022; y el estudio “Reinserción social de las mujeres en México” de la organización civil Equis.

En México, existen 12.5 mil mujeres privadas de la libertad en centros penitenciarios federales y estatales, de los cuales mil están internadas en el estado de Colima.

TE PUEDE INTERESAR:  Reconocen las raíces africanas como parte de la celebración de los 500 años de la fundación de la Villa de Colima

El 92.9 por ciento de las mujeres no tenían antecedentes penales, 7 de cada 10 tienen entre 18 y 39 años de edad, el 73 por ciento trabajaba la semana previa a su detención, principalmente se dedicaba al comercio y las ventas (37.2 por ciento).

El 2.8 por ciento de ellas hablan lengua indígena; además, 7 de cada 10 declararon tener al menos una hija o un hijo menor de 18 años y/o dependientes económicos.

Del total de la población de mujeres privadas de la libertad, 53.7 por ciento contaba con una sentencia dictada, porcentaje menor, en 20 puntos porcentuales, con respecto a los hombres (73.1 por ciento). Además, el 27.4 por ciento de las mujeres tardó más de dos años en obtener la sentencia; en hombres el porcentaje fue de 23.7.

TE PUEDE INTERESAR:  Incodis y UdeC invitan al diplomado “Lengua de Señas Mexicana”

En cuanto a los delitos de las mujeres sentenciadas, los 3 principales fueron: secuestro y secuestro exprés (23.9 por ciento); homicidio doloso (22 por ciento); y posesión ilegal de drogas (7 por ciento).

En los hombres, el principal fue el homicidio doloso (24.9 por ciento), seguido de violación sexual (12.4 por ciento), robo a vehículo (11.7 por ciento) y el secuestro y secuestro exprés (11.7 por ciento).

El 5.8 por ciento de las mujeres privadas de la libertad tenía una hija o hijo menor de doce años viviendo con ellas, de las cuales 96.6 por ciento de estas niñas y niños había nacido ya cuando su madre estaba en el centro penitenciario.

Además, el 95.6 por ciento de estos niños y niñas tienen un rango de edad de 0 a 3 años, por lo que requieren de cuidados específicos. Por ello, las madres reciben apoyo para esta actividad principalmente de otras internas (34 por ciento), seguidas de las trabajadoras del centro (6.7 por ciento).

TE PUEDE INTERESAR:  Gobernadora encabezó sesión y tomó protesta al Consejo Directivo de Imades

Respecto a las expectativas de reinserción, 6 de cada 10 mujeres privadas de la libertad señaló que el haber estado en prisión afectará la posibilidad de integrarse laboralmente, y 3 de cada 10 consideró que los efectos los verán en la reintegración con su familia; en el caso de los hombres se mantiene la misma tendencia.

Por ello el INMUJERES concluyó que bajo una mirada de derechos humanos, es apremiante implementar en el sistema penitenciario un enfoque de género que permita ver y atender las diferencias que viven las mujeres cuando se encuentran privadas de la libertad. Ellas, en comparación con los hombres, cometen delitos diferentes e incluso se enfrentan a otros retos sociales y económicos cuando cumplen su sentencia.

Comparte y dale me gusta