Por su desempeño, destaca en el Instituto Perimeter de Canadá científica universitaria

Comparte y dale me gusta

*La Dra. María Elena Tejeda Yeomans, profesora de la Facultad de Ciencias, realiza una estancia en el Instituto Perimeter gracias a que ganó la beca Simons Emmy Noether

El Instituto Perimeter, un centro de investigación científica, de entrenamiento y educación en física teórica de Ontario, Canadá, publicó una extensa entrevista con la Dra. María Elena Tejeda Yeomans, profesora investigadora de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Colima, en la que abordan su interés por la ciencia, su formación académica, su interés por comprender qué sucedió cuando el universo se enfrió y los quarks y gluones comenzaron a congelarse, y su vocación por promover, sobre todo entre las estudiantes más jóvenes, el gusto por seguir una carrera científica.

María Elena o Malena Tejeda está de visita en el Instituto Perimeter este otoño como becaria Simons Emmy Noether. Durante su estancia colabora con Freddy Cachazo, de ese mismo instituto, con la intención de afinar las herramientas matemáticas utilizadas para estudiar el plasma de quarks-gluones y sus posibles implicaciones para la física de partículas y la fuerza nuclear fuerte: la fuerza que une los núcleos atómicos. Iba a ir el año pasado, pero debido a la pandemia eso no fue posible.

Ella ganó una de las competidas beca-premio del Programa Simons Emmy Noether, para realizar una estancia de investigación de seis meses en el Instituto Perimeter de Waterloo, Canadá, realizando estudios de frontera en el campo de la física teórica.

TE PUEDE INTERESAR:  Inauguran muestra fotográfica de la naturaleza, en Nogueras

Con apoyo de la Fundación Simons, este programa brinda apoyo a mujeres talentosas en el comienzo y la mitad de su carrera y también a grupos subrepresentados en física. Los beneficiarios de las becas pueden pasar hasta un año en el entorno de investigación único de Perimeter, libres de tareas administrativas y docentes, lo que les permite la libertad y el apoyo para realizar una investigación intensiva.

Como integrante del Programa Simons Emmy Noether, Tejeda Yeomans trabaja en la utilización de técnicas de cromodinámica cuántica (QCD, por sus siglas en inglés), perturbativa y no perturbativa, dentro de los marcos teóricos utilizados para estudiar quarks y gluones en condiciones extremas.

“Comprender la naturaleza de este plasma de quarks y gluones en el universo primitivo podría ayudar a mejorar el modelo estándar de la física de partículas, la teoría que describe todas las fuerzas fundamentales del universo, con la excepción, hasta ahora, de la gravedad, y ayudarnos a explicar por qué la materia misma se ve y actúa como lo hace”, dice el autor de la entrevista, Scott Alan Johnston.

La entrevista se titula “El universo antes de los átomos” y puede consultarse en el siguiente enlace: https://insidetheperimeter.ca/the-universe-before-atoms/.

Scot Alan dice que “hay una variedad de experimentos que intentan recrear artificialmente el plasma de quarks y gluones a través de colisiones de iones pesados, lo que permite a los científicos estudiar su comportamiento de cerca; Tejeda Yeomans sugiere que los experimentos de alta densidad son particularmente esclarecedores porque imitan el plasma de quarks-gluones que se produce naturalmente en los núcleos de las estrellas de neutrones”.

TE PUEDE INTERESAR:  Realiza Bachillerato 32 jornada contra violencia de género

María Elena Tejeda le dijo a Scot Alan que desde niña le interesó descubrir cómo funciona el mundo que la rodea, que le encantaba desarmar cosas para ver cómo funcionaban. Su papá y su mamá enseñaban química en secundaria y ella les ayudaba a armar los modelos de moléculas con palos y arcilla.

En la universidad, se matriculó en la carrera de ingeniería siguiendo los pasos de algunos de sus familiares. Después de un año se pasó a la física “tras quedar cautivada por la idea de que las matemáticas podían revelar verdades subyacentes sobre el mundo”.

Tejeda Yeomans obtuvo su doctorado en la Universidad de Durham, Reino Unido, y realizó un posdoctorado en la Universidad de Stony Brook de Nueva York. Para ella, según le cuenta al entrevistador, “la beca Emmy Noether llegó en un momento de mi vida en el que anhelaba el espacio, el espacio mental y el espacio físico para dedicarme a muchos aspectos de la física fundamental que no podría haber hecho en mi universidad de origen, porque los fondos para la investigación son escasos en México para este tipo de temas”.

TE PUEDE INTERESAR:  Inician festejos navideños en la universidad con el encendido del pino

“Eso -agregó-, más el hecho de que la Beca Emmy Noether viene con la oportunidad de traer estudiantes y familiares, la convierte en la oportunidad perfecta para volver a las raíces fundamentales de mi formación y hacer algunos proyectos que no hubiera podido hacer al volver a casa”.

Ella llevó a los estudiantes Geraldine Cabrera y Ulises Zárate durante casi un mes para que hicieran ciencia en un lugar que los inspirara. Ellos agradecieron la oportunidad única, que los llenó de experiencias y conocimiento.

Por último, María Elena Tejeda le dijo a Alan Johnston que “está muy consciente de que se encuentra en una posición única de ser un modelo a seguir para los jóvenes científicos, especialmente las mujeres, en México y en todo el mundo. Durante su visita a Perimeter ha estado pensando detenidamente en cómo puede tener el mayor impacto; ‘¿cómo al estar aquí puede crear o abrir un camino para más mujeres que están haciendo trabajo teórico en América Latina?’”

Por lo pronto, está organizando una serie de seminarios sobre física con la profesora asociada de la Universidad de Waterloo, Karen Yeats, este otoño.

Comparte y dale me gusta