Salud Colima previene por aumento de lesiones accidentales en casa

Comparte y dale me gusta

La Secretaría de Salud del Gobierno del Estado de Colima señaló que el principal sitio donde ocurren las lesiones accidentales es en el hogar, las cuales aumentan durante los períodos vacacionales como el de fin de año, por lo que hizo una serie de recomendaciones para prevenir quemaduras, ahogamientos, asfixias, caídas y/o envenenamientos en niñas, niños, adolescentes y otros grupos etarios.

Para prevenir ahogamientos, recomendó mantener baldes, tinas y recipientes con agua fuera del alcance de las y los menores de edad, cubrir con una tapa de metal los depósitos donde hay agua (cisternas, pozos, aljibes y otros lugares de almacenamiento) y usar dispositivos de flotación personal (chaleco salvavidas o salvavidas circular) en caso de que ingresen a una alberca.

Respecto a las quemaduras, dijo que, si se calienta en la estufa el agua para bañar a la niña o el niño, hay que asegurarse de poner primero el agua fría y después la caliente; hay que evitar que las y los menores jueguen en el área donde se preparan los alimentos, y no hay que dejar al alcance de hijas e hijos los cerillos, encendedores o fuegos artificiales.

Para prevenir asfixias, hay que asegurarse que el o la bebé duerma boca arriba y sobre un colchón firme y en su cuna, sin uso excesivo de cobijas, almohadas y muñecos de peluche, así como evitar que los menores estén en contacto con baterías de botón, imanes, tapas de bolígrafo, monedas, llaveros, bolsas de plástico, globos y juguetes con partes pequeñas, así como no jugar con cuerdas, cables eléctricos y cordones.

Asimismo, para prevenir caídas no hay que dejar a bebés en superficies elevadas como cama, sofá, mesas de cambio o periquera y no olvidar colocar los dispositivos o cordones de sujeción, mantener las ventanas libres de muebles como camas, libreros y otros, colocar barreras de protección en ventanas, terrazas, balcones y escaleras, y evitar que jueguen cerca de pozos, agujeros, escaleras, ventanas, terrazas y balcones.

Y para evitar envenenamientos, hay que colocar fuera del alcance de las y los menores medicamentos y productos tóxicos (cloro, detergentes, limpiadores, solventes, thinner, insecticidas, etc.), así como mantener estos productos y otros de limpieza, como cloro, sosa, desinfectantes, etc., en sus envases originales y evitar el uso de envases de bebidas de consumo frecuente como agua, refresco y jugos.

El Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) refiere que en casa ocurre 44% de quemaduras, 40% de caídas, 11% de ahogamientos y 11% de envenenamientos.

Comparte y dale me gusta