Recomienda IMSS cuidar a menores de edad para evitar quemaduras por líquidos calientes o pirotecnia durante fin de año

Comparte y dale me gusta

• La doctora Claudia Berenice Hernández Valverde, especialista en Cirugía Plástica y Reconstructiva con adiestramiento en Quemados del Seguro Social, informó que durante esta época incrementa hasta 80 por ciento las quemaduras por líquidos calientes en niñas y niños.
• Con un litro de agua caliente un niño de dos o tres años puede tener quemaduras en su cuerpo por arriba del 30 por ciento, señaló la especialista.
• Explicó que debido a que un menor no sabe manipular un cohete, llega a sufrir quemaduras muy profundas de diferentes tipos y grados, principalmente en las piernas y manos.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) llamó a la población a cuidar y vigilar a los menores de edad del hogar durante la época de fin de año para que eviten acercarse a las ollas o cazuelas que contengan líquidos calientes, así como prevenir que usen fuegos pirotécnicos ya que su piel es muy delgada y con facilidad pueden sufrir de una quemadura muy profunda de diferente tipo y grado.

La doctora Claudia Berenice Hernández Valverde, especialista en Cirugía Plástica y Reconstructiva con adiestramiento en Quemados de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital de Traumatología, Ortopedia y Rehabilitación “Dr. Victorio de la Fuente Narváez”, indicó que en México hasta el 80 por ciento de quemaduras en niños se debe a líquidos calientes, debido a una escaldadura, si se vierte sobre el menor o por inmersión accidental.

La especialista del Hospital de Traumatología, Ortopedia y Rehabilitación en Magdalena de las Salinas refirió que durante la época de fin de año y en las temporadas cuando hace mucho frío frecuentemente se tiene en la cocina alimentos y bebidas a altas temperaturas, por ello es importante tener cuidado con los pequeños de casa para que no se acerquen a las ollas o cazuelas que contienen estos líquidos.

Explicó que con un litro de agua un niño de dos o tres años puede tener un porcentaje por arriba del 30 por ciento de quemaduras en su cuerpo, ya que su piel es muy delgada y con facilidad pueden sufrir daño, a diferencia de un adulto que sería mucho menor en proporción de su anatomía.

“Si un infante tiene una exposición a líquidos u objetos calientes va a tener una quemadura mucho más profunda y severa que un adulto. Además al ir creciendo, la cicatriz va a causarle problemas en todo su desarrollo”, afirmó.

La doctora Hernández Valverde agregó que tanto las madres y los padres deben tomar precauciones a la hora de bañar a sus hijos, porque es frecuente que quieran asear a sus hijos en una tina donde colocan primero el agua caliente y los pequeños llegan a caer antes de tener la mezcla adecuada o medir bien la temperatura.

Detalló que también en estas fechas las niñas y los niños están expuestos al uso de cohetes y juegos pirotécnicos, quienes llegan a sufrir quemaduras muy profundas de diferentes tipos y grados. “Tenemos pacientes de toda la República que vienen referidos con este problema porque es una cultura muy popular su uso para las fiestas patronales en los pueblos”.

Claudia Berenice Hernández Valverde informó que frecuentemente las partes del cuerpo que se queman por pirotecnia son las manos, los miembros torácicos y pélvicos. Mientras que en un menor son las piernas, por traer explosivos en los bolsillos del pantalón, y en las manos, por no saber manipular el cohete o porque llega a explotar antes de tiempo.

“Cuando la quema no es operada por la persona sino que se da alrededor, las heridas por este tipo de mecanismo se llaman deflagración y son muy parecidas a una explosión y la quemadura puede ser en todo el cuerpo. Entonces son lesiones muy graves, profundas que no solamente afectan piel sino tejidos como: grasa, músculo y hueso; incluso en algunas ocasiones podemos tener hasta amputaciones”, dijo.

Señaló que la UMAE “Dr. Victorio de la Fuente Narváez” tiene un manejo multidisciplinario para la atención de personas con quemaduras, desde que el paciente llega hay una unidad de choque donde se les ofrece el sostén para manejo de vía aérea avanzada o de líquidos y del estado de gravedad.

“Una vez estabilizados suben con nosotros a la Unidad de Quemados, aquí tenemos todos los recursos, contamos con matrices especializadas para la reconstrucción dependiendo del caso y la severidad”, abundó.

La doctora Claudia Berenice Hernández subrayó que el Hospital de Traumatología, Ortopedia y Rehabilitación del IMSS cuenta con el Servicio de Microcirugía y se trabaja en conjunto cuando se necesita reconstruir con piel de un mismo lado e injertos con músculo para cubrir articulaciones o áreas especiales como manos, pies, cara y cuello.

Comparte y dale me gusta