Embarazo en adolescentes perdura desigualdades sociales: Salud

Comparte y dale me gusta

*** Jóvenes tienen que dejar sus estudios, sufrir violencia y perpetuar la pobreza, advierte la dependencia estatal

Está documentado que el embarazo en adolescentes perdura las desigualdades sociales, ya que las mujeres que se embarazan en esta etapa de su vida -la adolescencia- tienen mayor probabilidad de abandonar sus estudios, acceder a empleos mal remunerados, sufrir diferentes tipos de violencia y perpetuar la pobreza, señaló la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado de Colima.

Agregó que el embarazo en una adolescente es médicamente considerado de alto riesgo, al poner en peligro su vida, toda vez que debido a su edad se incrementa la incidencia de complicaciones como la preclamsia, eclampsia, placenta previa y endometritis puerperal (infección uterina).

Asimismo, el producto de los embarazos en adolescentes incrementa la probabilidad de muerte intrauterina, prematurez, bajo peso al nacimiento, malformaciones congénitas, entre otras consecuencias. Incluso, se ha documentado que la muerte perinatal y en la niñez es más frecuente en las hijas e hijos de madres adolescentes.

La dependencia estatal indicó que se asume en la literatura médica internacional que la mayoría de los casos de embarazo infantil (de los 10 a los 14 años) fueron producto de una agresión sexual, por lo que erradicar los embarazos en dicho grupo de edad es prioritario para garantizar el bienestar superior de las niñas.

La Secretaría de Salud explicó que el Grupo Estatal para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (GEPEA) es trascendental para la suma de esfuerzos coordinados, a fin de salvaguardar y garantizar los derechos de las niñas y adolescentes.

Comparte y dale me gusta