Ya se encuentra avalado el proyecto para el nuevo templo del Señor de la Expiración: párroco

Comparte y dale me gusta

Gerardo López Herrera, párroco del Santuario del Señor de la Expiración del Rancho de Villa, al recordar que el actual templo se encuentra en desuso debido a los daños ocasionados por el sismo del 19 de septiembre de 2022, apuntó que ya fue definido el proyecto para la construcción del templo, el cual ya fue presentado al Obispo de la Diócesis de Colima, Gerardo Díaz Vázquez, y próximamente será dado a conocer a la sociedad en general.

Mencionó que de acuerdo con estudios hechos de hace varios años se ha determinado que el templo está en una situación crítica y no hay forma de rescatarlo entonces se procederá a la demolición.

Para ello, comentó, cuatro arquitectos presentaron sus proyectos para la construcción del templo, los cuales estuvieron bajo críticas de otros arquitectos y del Consejo Diocesano Pastoral, además también se lo han presentado a nuevo obispo Gerardo Díaz Vázquez. “De los cuatro procesos proyectos ya está uno definido, no lo hemos hecho público porque le falta algunos retoques necesarios para ello y lo daremos a conocer próximamente”.

Refirió que se había avanzado en ciertos procesos para la construcción del templo, “pero tuvimos que detenerlos derivado al nombramiento del nuevo Obispo, ya que el proceso debe de ser presentado al nuevo obispo y que éste lo apruebe”.

Señaló que el diseño que se presenta para el nuevo templo es distinto a la edificación actual, “es una combinación entre clásico y moderno. Aunque aún no se ha hecho el cálculo de cuánto será el costo del templo, ya que estamos esperando que se apruebe totalmente el presupuesto el diseño para hacer un cálculo de cuánto se va a invertir”.

En este sentido, aclaró que “vamos a llevar el proceso por medio de una asociación civil, la cual estará conformada totalmente por la misma sociedad, con pago de impuestos de manera legal para que la gente tenga transparencia de lo que se está haciendo, los donativos que otras personas o empresas puedan dar se les otorgará un recibo deducible por medio de la asociación civil”, explicó.

Ponderó que el templo que ya no está en funcionamiento no está protegido por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), “ya que no tienen la antigüedad necesaria; ahorita estamos tramitando son los permisos de demolición ante el Ayuntamiento de Colima, pero los otros procesos, cómo reparar el altar y sacar el santísimo, ya está todo hecho”.

Finalmente expuso que la demolición será por partes, primero el templo y después otras secciones del complejo que conforma el santuario del Señor de la Expiración.

Comparte y dale me gusta