Se intensifica detección y seguimiento de la lepra por el día mundial de esta enfermedad: Salud Colima

Comparte y dale me gusta

La Secretaría de Salud del Gobierno del Estado de Colima informó que se han intensificado las acciones en la detección y seguimiento de la lepra en los municipios prioritarios (con prevalencia igual o mayor a 1 caso por 10 mil habitantes), entre los contactos de personas enfermas en tratamiento y pacientes en vigilancia postratamiento, así como en localidades con casos nuevos en los últimos cinco años.

En el Día Mundial contra la Lepra 2024, ‘Actúa hoy por un México sin Lepra…¡Sí podemos’, la dependencia informó que al cierre de 2023 el estado tuvo una tasa de incidencia de lepra de 0.5-0.99 casos por cada 100 mil habitantes, lo que corresponde a 7 casos nuevos reportados.

En este sentido, citó que, durante los últimos cinco años, se registraron 9 casos nuevos de lepra en 2019, cuatro en 2020, dos en 2021 y cinco en 2022.

Reiteró que este padecimiento daña principalmente la piel y puede afectar otras partes del cuerpo e impedir realizar sus actividades normales; el contagio del mismo se da cuando se tiene contacto con una persona enferma que no recibió tratamiento, y que tose o estornuda el microbio.

Asimismo, mencionó que los síntomas de la lepra son manchas descoloridas o café-rojizas en cualquier parte del cuerpo y la aparición de una o varias ‘bolitas’ en la piel, llamadas nódulos, por lo que es importante acudir a la unidad de salud, en donde recibirán atención y tratamiento de manera gratuita.

Al respecto, añadió que los síntomas iniciales de esta enfermedad son debilidad muscular, hormigueo en manos y pies y aparición de manchas claras u obscuras en la piel que provocan sensibilidad.

Explicó que el tratamiento se establece mediante pastillas que se consumen una vez al mes, por lo que es importante acudir a la unidad de salud más cercana para llevar esta terapia; el resto del tratamiento se puede realizar en su domicilio de 6 meses a 2 años, dependiendo el tipo de lepra.

De la misma manera, a la o el paciente se le realizará cada 6 meses un estudio del lóbulo de su oreja para evaluar cómo va respondiendo al medicamento que está tomando, y al terminar su tratamiento deberá seguir acudiendo a la unidad de salud por un lapso de 2 a 5 años.

Comparte y dale me gusta