Trabajo social en equipo, con la sociedad y empresas, realiza Voluntariado UdeC: Blanca Liliana

Comparte y dale me gusta

*“Si bien desde su fundación el Voluntariado se ha distinguido por su valioso actuar, que incluso ha sido un pilar valioso para nuestro estado, la presente administración ha mostrado sensibilidad, cercanía, pertinencia y capacidad transformadora”: Zalia Gutiérrez.

En acto realizado este jueves por la tarde, Blanca Liliana Díaz Vázquez, presidenta del Voluntariado de la Universidad de Colima, rindió su tercer informe de labores al frente de esta dependencia. En él, dio a conocer las acciones que realizan en beneficio no sólo de los sectores vulnerables, sino en temas de inclusión, acciones a favor del medio ambiente y los proyectos que realizan con empresas privadas y del sector social.

La acompañó en el presídium el rector de la Universidad de Colima, Christian Jorge Torres Ortiz Zermeño.

El trabajo en equipo, dijo Liliana Díaz, es fundamental para que el Voluntariado cumpla sus objetivos, no sólo como una institución de asistencia, “sino como una unidad que influye de manera pertinente en la construcción de la sociedad, de ahí que valores como la solidaridad, el respeto y el trabajo en equipo sean los pilares del corazón universitario”.

Con estos valores como guía, informó, el Voluntariado llevó a cabo acciones como las campañas de recolección de Pet, de medicamentos caducos y 9 jornadas de donación de sangre con la asociación “Donadores Compulsivos”, mediante la cual se pudieron beneficiar 852 personas.

También realizaron campañas de reforestación y boteo junto al Gobierno del Estado, para el CRIT Teletón, con el objetivo de apoyar a familias colimenses que asisten a este centro, así como para la Cruz Roja.

Este periodo que se informa, comentó la presidenta del Voluntariado, ampliaron los servicios que brindan a las y los asistentes al Centro de Desarrollo Comunitario (CEDECO) del Mirador de la Cumbre II. También realizaron una evaluación y capacitación constante a las y los trabajadores de la Estancia Infantil, con el objetivo de garantizar el bienestar de las y los pequeños universitarios.

“Las más de 2,580 acciones que beneficiaron a 13 mil 150 personas y que el día de hoy informamos, no hubieran sido posible sin la colaboración de 8o mil 952 voluntarias y voluntarios que se suman al trabajo de manera desinteresada y altruista. Estas acciones son también resultado del trabajo en equipo con los sectores y organizaciones de la Universidad de Colima, dependencias y planteles de los niveles superior y medio superior”, destacó.

Además, celebró las alianzas al exterior, con el DIF estatal, la Cruz Roja estatal y de Manzanillo, con el Instituto Mexicano del Seguro Social, la Secretaría de Salud, la Subsecretaría del Trabajo; la asociación Donadores compulsivos, la Fundación Teletón, con Grupo Hazesa de Manzanillo, con la comunidad portuaria, embotelladora de Colima, PetStar y Ecoce.

A ellos, dijo, “mi más profundo agradecimiento. Les reitero que al trabajar juntos hacia un objetivo común, construimos puentes que trascienden las fronteras institucionales, sentando las bases para un futuro más inclusivo y solidario”.

Para finalizar, dijo que” el Voluntariado es un espacio que no únicamente beneficia a sectores vulnerables o comunidades, sino que también promueve el desarrollo de habilidades y conocimientos de los voluntarios y voluntarias, fortaleciendo con ello su desarrollo integral y su sentido de pertinencia para contribuir a la construcción de una sociedad más solidaria y comprometida”.

Zalia Gutiérrez Verduzco, encargada del despacho de la Secretaría del Bienestar, Inclusión Social y Mujeres, en representación de Indira Vizcaíno Silva, gobernadora del estado, reconoció el trabajo de Blanca Liliana y del Voluntariado, “porque su compromiso y liderazgo han guiado con éxito las acciones altruistas puestas en marcha para la comunidad universitaria y la sociedad colimense”.

Si bien dijo que desde su fundación (en 1989) el Voluntariado se ha distinguido por su valioso actuar, “que incluso ha sido un pilar valioso para nuestro estado, la presente administración ha mostrado sensibilidad, cercanía, pertinencia y capacidad transformadora. Ha impulsado como nunca, acciones de protección al medio ambiente, incluyendo una reforestación en todos los campus universitarios y actividades intensas de reciclaje que cuentan con el reconocimiento del IMADES”.

“Organizaciones como el Voluntariado Universitario -concluyó- no sólo son apreciadas, sino muy necesarias. Éste es el motor que impulsa iniciativas de impacto social, que promueve la solidaridad entre sus miembros y fortalece los lazos de colaboración con la sociedad. Hoy más que nunca valoramos y celebramos el espíritu de colaboración, el trabajo en equipo, la generosidad y el compromiso que caracteriza al Voluntariado de la Universidad de Colima”.

Las actividades reseñadas en el informe, dijo el rector Christian Torres Ortiz, “no serían posibles sin la cooperación de la comunidad universitaria, por lo que agradezco la participación de cada una de las personas que han contribuido a que los programas del Voluntariado tengan los impactos esperados”.

Para Torres Ortiz Zermeño los resultados logrados “son muestra de la capacidad para crear estrategias y medios para la colaboración, para cumplir la responsabilidad de atender las causas más sensibles, así como para sumar nuestras fortalezas para el bien común y que consolidan proyectos como el del CEDECO del Mirador de la Cumbre II”.

Por ello, expresó su reconocimiento a las universitarias y universitarios que se sumaron a las actividades de Voluntariado, “pues su colaboración fortalece la vocación de servicio y el compromiso social de esta Casa de Estudios”. Estos proyectos, dijo, “van en armonía con los programas de la agenda rectoral, dirigidos al fortalecimiento de la cultura de inclusión, la igualdad, solidaridad, respeto y pertinencia”.

Desde luego, “el trabajo voluntario nos ayuda a enriquecer los aprendizajes del estudiantado, consolida sus principios éticos, su actitud de servicio, el desarrollo de sus habilidades y sus contribuciones para la transformación del entorno”.

La acción voluntaria, aseguró, “es una tarea permanente, pues los requerimientos y necesidades del entorno son constantes y tienen amplias variaciones, así que los invito a mantener su espíritu solidario y poner sus conocimientos al servicio del bienestar colectivo”.

Para finalizar, expresó su gratitud “a mi esposa y al equipo de trabajo que la apoya, por la relevancia de las acciones voluntarias y las aportaciones que hacen al cumplimiento de las funciones de la institución”.

Por ello, dijo, desde la rectoría respaldarán los nuevos proyectos que el Voluntariado proponga en el marco de las líneas estratégicas diseñadas para alcanzar el bienestar integral de la comunidad, el fomento de la identidad universitaria y la sustentabilidad social.

Al acto de rendición de cuentas asistieron los ex rectores Fernando Moreno, Carlos Salazar, Miguel Ángel Aguayo, Ernesto Cedillo y José Eduardo Hernández, además de las y los coordinadores y directivos de la casa de estudios. Con ellos y ellas, estuvieron también la delegada y los delegados y las y los líderes de los sectores universitarios, además de los papás y los hijos del rector y Blanca Liliana.

También asistieron Rafael Contreras, encargado de la dirección general del DIF Estatal y la diputada local Lizzy Moreno.

Comparte y dale me gusta