No me engancho en la guerra sucia, el que no se piense igual no quiere decir que no se pueda construir algo bueno de manera conjunta: Álvaro Lozano

Comparte y dale me gusta

Al señalar que su campaña se ha caracterizado por las asambleas informativas, el caminar las colonias, barrios y comunidades del IV Distrito correspondientes a los municipios de Comala y Villa de Álvarez, el candidato a la diputación local de este distrito por la coalición Sigamos Haciendo Historia, Álvaro Lozano González, enfatizó que en su campaña también se ha ponderado el respeto hacia las demás personas.

“Yo no me engancho en la guerra sucia, primero a mí me ensañaron el respeto hacia los demás y también considero que no porque no se piense igual, no quiere decir que no se pueda construir algo bueno de manera conjunta con las diferentes expresiones que existen”, resaltó.

En entrevista exclusiva con el periodista Arturo Ávalos Sandoval, director general de la agencia de noticias De Política y Algo Más, el candidato a legislador local refirió que “tiene que prevalecer el respeto y nosotros lo estamos haciendo”.

“Nosotros a trabajar, nosotros a proponer, llegar a todos los domicilios y reunirnos en todas las colonias y comunidades, decirles que queremos hacer y escucharlos”, subrayó.

Reiteró que seguirá haciendo una campaña de respeto, una campaña de propuestas y queriendo que ya llegue el 2 de junio, para invitar a todas y todos que salgan y participen en esta fiesta de la democracia en donde se elegirán a quien habrá de tomar decisiones, quienes propondrán a favor de todas y todos en los próximos tres y seis años.

Es importante salir a votar, subrayó, que no caigamos en guerra sucia, “que no caigamos en la compra del voto, entre otras irregularidades”.

Reconoció que en Comala y Villa de Álvarez se está dando la compra de la credencial de elector, “y creo que la credencial para votar vale más que 2 mil pesos; la credencial es un voto que puede ser la diferencia”.

Finalmente, también hizo un llamado a las y los ciudadanos a no caer en situaciones ilegales como lo es la compra del voto, porque éste “no tiene precio, tu libertad tampoco”.

Comparte y dale me gusta