Construye UdeC igualdad de género, en el campus Manzanillo

Comparte y dale me gusta

 

Se realizó un curso donde abordaron conceptos como la discriminación, el sexismo, el machismo, la homofobia y la misoginia, con herramientas para identificar y abordar las formas de discriminación y desigualdad que pueden existir en el ámbito universitario.

La Universidad de Colima (UdeC), en su compromiso por construir espacios libres de discriminación y fomentar la igualdad de género, llevó a cabo hace unos días el curso de capacitación: “Construyendo la igualdad de género en la UdeC”, dirigido a trabajadores de servicios generales, en el Centro de Tecnología Educativa del campus Manzanillo.

Ana María Gallardo Vázquez, representante del rector Christian Jorge Torres Ortiz Zermeño, dio la bienvenida a los y las participantes y destacó la importancia de esta iniciativa “para sensibilizar al personal sobre la perspectiva de género y contribuir a un ambiente universitario más equitativo e incluyente”.

Mayra González Flores, directora del Centro Universitario para la Igualdad y los Estudios de Género (CUpIEG), enfatizó la responsabilidad de la UdeC como institución educativa por promover la reflexión y la acción para revertir las brechas de género.

Dijo que “este curso es muy empático gracias a que toda la comunidad universitaria se involucra y contribuye a esta misión institucional”.

En sintonía con el mensaje del rector Torres Ortiz, quien ha señalado que “la UdeC, como centro de enseñanza y del saber puede estudiar, reflexionar y ayudar a revertir la brecha de género y ser un referente en materia de igualdad”, González Flores subrayó los beneficios que la perspectiva de género genera para la comunidad universitaria en su conjunto, incluyendo estudiantes, trabajadores y sus familias, así como la sociedad en general.

La UdeC, recordó, ha sido pionera en la incorporación de temas de género en su agenda, desde la creación de la Asociación Colimense de Universitarias (ACU) y la revista GénEros en 1993, pasando por la fundación del Centro Universitario de Estudios de Género en 1994 y la activación del Protocolo para la Atención Integral a la Violencia de Género en 2019.

Actualmente, la Universidad cuenta, en su Plan Institucional de Desarrollo, con un Eje Transversal de Género, basado en los principios de Cero Tolerancia a la Discriminación y Violencia de Género. Además, dispone de una Unidad para la Atención Integral de la Discriminación y Violencia de Género y del CUpIEG.

La Universidad, agregó, “tiene un programa de reflexión en masculinidades para la igualdad de género y enlaces internos para la igualdad de género y prevención de la violencia de género”.

La capacitación abordó conceptos clave como la discriminación, el sexismo, el machismo, la homofobia y la misoginia, y brindó herramientas para identificar y abordar las formas de discriminación y desigualdad que pueden existir en el ámbito universitario, incluyendo el lenguaje corporal, los actos, las actitudes y las expresiones lingüísticas.

González Flores también se refirió a las estrategias para combatir el sexismo, como la sensibilización, el análisis y la identificación de prácticas sexistas, la modificación de conductas, la visibilización de las desigualdades y el uso de un lenguaje incluyente y no sexista. En este último punto, hizo hincapié en la importancia de reconocer a las mujeres y hombres en todos los espacios, recordando la frase: “si no se habla, no existe”.

Para finalizar, la experta compartió una reflexión de la escritora y activista feminista Gloria Jean Watkins, mejor conocida como bell hooks (así, con minúscula en la letra inicial): “La academia no es el paraíso. Pero el aprendizaje es un lugar donde se puede crear el paraíso. El aula, con todas sus limitaciones, sigue siendo un lugar de posibilidades”.

Comparte y dale me gusta