Para la UdeC, más que números, los y las estudiantes son la pieza clave: S. Preciado

Comparte y dale me gusta

*Entrega Bachillerato 8 más de 150 certificados de técnicos en dibujo, programación, contabilidad y general.

En Manzanillo, el Bachillerato 8 de la Universidad de Colima (UdeC), entregó 150 certificados a egresados y egresadas de la generación 2021-2024, en bachillerato general y en la especialidad de Técnico en Dibujo, Programación y Contabilidad.

La entrega de certificados se realizó en tres ceremonias distintas, una por cada especialidad, todas realizadas en el Centro de Tecnología Educativa del campus El Naranjo.

Alejandrina del Carmen Covarrubias, directora del Bachillerato 8, les dijo a las y los jóvenes que a partir de ese momento comienzan a tomar sus propias decisiones y perseguir sus metas con libertad y responsabilidad. “Será un camino lleno de retos, pero también de grandes satisfacciones; no se limiten, no tengan miedo de soñar en grande y continuar luchando por sus sueños”.

Estefanía Barajas, presidenta de la sociedad de alumnos del plantel y ahora egresada, dijo que ese día no solo se reunían “para celebrar un final, sino también por el inicio de un nuevo capítulo en sus vidas. Nos conocimos como extraños, pero nos convertimos en amigos inseparables que hoy hemos dejado una huella en este bachillerato”.

Dayanna Lizeth Serrano Arredondo, en nombre de sus compañeros de especialidad, recordó el primer día de clases, cuando eran niñas y niños llenos de sueños y ambiciones, “algunos nerviosos y emocionados, pero todos con el deseo en común de aprender a lo largo de estos años”.

También agradeció a quienes hicieron posible su éxito, a profesores y personal administrativo, así como a sus familias. “Gracias por haber sido nuestra luz y guía, cada obstáculo nos ha hecho más fuertes”.

Carlos Eduardo Lozoya, también en nombre de las y los estudiantes, agradeció a docentes y directora “por su calidez y comprensión”, por siempre creer en su potencial y por compartir con ellos el conocimiento y su compromiso con la educación.

Por último, dijo: “Aunque nuestros caminos se separen, quedan nuestros recuerdos y las experiencias que vivimos juntos. El futuro nos espera y estoy seguro de que cada uno de nosotros logrará cosas extraordinarias. Hasta siempre, compañeros”.

En representación de Christian Torres Ortiz Zermeño, rector de la UdeC, Susana Aurelio Preciado Jiménez, coordinadora general de Docencia, destacó que sean agradecidos con su familia y con la casa de estudios.

“Me complace estar aquí y escuchar cómo hablar de un orgullo escolar. No sólo lo dicen, sino que lo demuestran, y quiero decirles que ese orgullo lo transformen y digan que es por ser parte de la historia de la familia UdeC, porque ustedes para nosotros no son una estadística o un número de cuenta, son la pieza clave y lo más importantes para nuestra institución”.

Por último, les invitó a salir de su zona de confort y a perseguir sus sueños a través del esfuerzo y el trabajo. Les recordó siempre buscar su felicidad.

Los padrinos y madrinas de esta generación fueron: Augusto Valencia (Técnico en Dibujo); Orlando Ayala (Técnico Analista Programador); Mabel Cisneros y Guillermo Ruiz, en Técnico en Contabilidad y Fernando Rincón y Alma Cruz, ambos de Bachillerato General.

A la ceremonia asistieron también: Alejandro Palomino, supervisor de Manzanillo en representación de Martín Robles, director general de Educación Media Superior; el estudiante Manuel Rivera en representación de Camilo García, presidente de la FEC y Orlando Domínguez en representación de Luis Enrique Zamorano, secretario general del SUTUC.

Comparte y dale me gusta