En Manzanillo, claman justicia por la muerte del pequeño Gael Alejandro, en la clínica 10 del IMSS

Comparte y dale me gusta

Por Marisa Arroyo.

Agencia de Noticias De Política y Algo Más. Manzanillo, Colima. Graciela Sotelo Hernández y Samantha Judit Hernández Sotelo, abuela y madre del menor de apenas 3 meses que falleció en la Clínica 10 del IMSS el día 09 mayo,, hablaron ante este medio informativo sobre el calvario que padecieron y la impotencia de ver perecer a este angelito.

Narrando que ese día, de la clínica del Aguacate fueron enviados con una hoja de traslado a la clínica 10 de Manzanillo, donde fue atendido y dado de alta con un cuadro de cólicos, pero que ellos no se retiraron del exterior del Hospital y que como no cesaba de llorar, se quedaron afuera, decidieron ingresaron de nuevo a urgencias.

Señalan que pequeño no respiraba bien y que durante toda la estancia en el hospital no fue atendido debidamente, lo nebulizaron y acudieron a Trabajo Social, porque el menor no mejoraba, seguía poniéndose mal, les dijeron que no estaban a su disposición, y ante su insistencia un médico del siguiente turno indico que se le hiciera una radiografía, y se le aplico medicamento, se le dijo que se le pondría si fuese necesario una sonda para que respirara, después una asistente se dirigió a ellos en tono burlón, diciéndoles se ponen exigentes y no tiene IMSS, ya que un día antes su papá había sido dado de baja, después les dijeron que el menor ya respiraba bien, Narran que les dijeron que lo tenían que trasladar al frágil bebe, al Hospital General de Manzanillo de la Secretaría de Salud, pero les negaron el apoyo de ambulancia en el IMSS.

La abuela del menor explica que el fatal desenlace se dio cuando ella y otro acompañante salieron a buscar ambulancia y ayuda, “le dijimos que nosotros nos hacemos cargo de los costos, cuando ya llegamos vimos que el bebé había tenido un paro respiratorio, nos dijeron que el niño ya había muerto, no hicieron nada, no trataron de reanimarlo.

Cuando hicieron el acta de defunción a mí la pediatra que estaba ahí, ya era otra me dijo, es que de verdad no supimos porque murió, porque empezó a arrojar sangre por su naricita”, ya no pudieron hacer nada y denuncia que les entregaron para firma un documentos en el cual le ponen cosas que el bebé no tenía o que al menos no les fue informado, “entro por coliquitos, le hicieron pruebas de sangre, de la popo, pipí, radiografías.

Pero hasta el final el pediatra que dijo que tenía un pulmón inflamado y me dijo los procedimientos que se le iban a hacer y no se hicieron esas intervenciones. Ya no lo subieron a piso, lo dejaron en urgencias viendo que el niño necesita la atención no podía respirar”.
Gael Alejandro se llamaba el menor, “un angelito muy alegre, tenía todos los cuidados del mundo.

Porque entre mi hija y yo estamos al pie, nunca lo dejaron, sí ella iba al baño me decía mamá te lo dejo y me lo dejaba”, reiteran que exigirán justicia, que acudieron ya a Derechos Humanos “me dijeron que iban a investigar, vimos el expediente médico, todo. El acta de defunción que no coincide con lo que el niño tenía o sea lo que le pusieron, ahí no coincide la pediatra que le pidió el acta defunción y me dijo que no sabía de qué había muerto”, el día de mañana va a presentar denuncia ante el Ministerio Público, finalizó.

Comparte y dale me gusta