Revelan nuevas investigaciones imagen más completa del interior del Volcán de Colima

Comparte y dale me gusta

*Se trata de los proyectos de Gerallt Hughes y Randall Guevara, alumnos de doctorado que tuvieron la asesoría del profesor-investigador de la UdeC, Nick Varley.

Dos recientes investigaciones sobre el Volcán de Colima, realizadas por alumnos de doctorado que asesoró el profesor-investigador de la Universidad de Colima, Nick Varley, reportan nuevos hallazgos sobre cómo es realmente la estructura magmática kilómetros abajo del cono volcánico.

Esto lo dio a conocer en entrevista el propio Nick Varley, quien trabaja en el Centro Universitario de Estudios Vulcanológicos de la Universidad de Colima. Él, junto con varios colegas, asesoró dos investigaciones de alumnos que buscaban obtener su doctorado y que estudiaron a profundidad el interior del complejo volcánico de Colima.

Dichas investigaciones son: “Escalas de tiempo de los procesos magmáticos durante la erupción de 2013-17 del Volcán de Colima”, del galés Gerallt Hughes, del Museo de Historia Natural en Londres, y “Nueva evidencia para la migración del magma debajo del complejo volcánico de Colima, del joven costarricense Randall Guevara, del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (IPICYT).

Ambos trabajos se dieron a conocer en el Taller Internacional “¿Qué podemos decir sobre el sistema magmático del Volcán de Colima?”, que se realizó de manera virtual la semana pasada, y en el que coincidieron personas que han publicado sobre este tema, en particular del Volcán de Colima, informó Nick Varley.

El objetivo del taller, dijo, “fue resumir lo que sabemos y pensar en lo que podemos hacer para avanzar en los estudios sobre este tema”, y precisó que los nuevos resultados confirman ideas presentadas con anterioridad, pero ahora con más claridad.

Al señalar la importancia de ambas investigaciones, Nick Varley aludió a la idea gráfica que tenemos de cómo es el volcán en su profundidad; “todos sabemos que existe una cámara donde se encuentra el magma, conectada a la superficie por medio de un conducto vertical que llamamos chimenea”.

En este sentido, compartió que la investigación del ahora doctor en Geofísica, Randall Guevara “generó un nuevo modelo que coincide con un sistema transcortical o de ‘mush’ (masa blanda), con muchas zonas debajo del volcán donde existen pequeños volúmenes de magma que pueden salir en una erupción”.

“Imaginemos -dijo- 20 o más cavidades llenas de magma estancado en un sistema que se extiende desde la superficie del volcán hasta el manto de magma, a una profundidad de 40 o 50 kilómetros, tal vez más”. Estos reservorios magmáticos, aseguró, “pueden durar cientos o miles de años allí o el magma puede movilizarse por un aumento de temperatura y ascender presentando una erupción”.

Gracias a esta investigación, aseveró, “podemos tener una imagen actualizada de cómo luce el Volcán de Colima por dentro y en las profundidades”. Para lograrlo, explicó, Guevara utilizó datos de magnetismo, gravedad y magnetotelúricos, y con la combinación de varias técnicas generó las imágenes de lo que hay debajo del volcán.

En lo que respecta a la investigación del galés Gerallt Hughes, quien visitó el Volcán de Colima durante dos periodos distintos, ésta requirió de muestras de rocas de eventos volcánicos desde 1913 y un análisis de los cristales con mucho detalle, horas y horas a través del microscopio.

En esta investigación, informó Nick Varley, su asesorado “encontró microcristales con ciertas características muy específicas que indican cambios de composición del magma durante la formación del cristal y que pueden deberse a que estuvieron en contacto con dos o tres magmas distintos. Con más análisis, constriñó los tiempos de residencia en diferentes profundidades”.

Nick Varley resaltó que, en ambas investigaciones “los datos son innovadores, con resultados muy buenos que se publicarán en revistas internacionales. Espero que surjan nuevas colaboraciones para continuar expandiendo nuestro conocimiento y mejorar las bases para interpretar con mayor precisión los datos del sistema de monitoreo”.

Comparte y dale me gusta