Caso Ariadna Fernanda: detienen a Vanessa “N” implicada en la muerte de la joven

Comparte y dale me gusta

Tras el caso del homicidio de Ariadna Fernanda López Díaz quien se subió a un taxi en la colonia Condesa de la Ciudad de México y cuyo cuerpo sin vida fue encontrado en Tepoztlán, Morelos, la jefa de gobierno de la capital, Claudia Sheinbaum Pardo informó que capturaron a una mujer vinculada con el caso, la cual fue identificada como Vanessa “N”.

A través de su cuenta de Twitter, la jefa de gobierno de la CDMX indicó este domingo por la mañana que la presunta responsable fue ubicada en el municipio de Ecatepec en el Estado de México:

“Informo que @SSC_CDMX , @FiscaliaCDMX y @FiscaliaEdomex lograron ubicar y detener en Ecatepec a Vanessa “N” implicada en la muerte de Ariadna Fernanda Lopez Diaz. La investigación realizada es sólida y clara, y nuestro compromiso es detener a todos los responsables”.

Ariadna, tras haber salido con sus amigos en la colonia Condesa de la alcaldía Cuauhtémoc, desapareció tras ser vista por última vez en el momento que se subió a un taxi; sin embargo, un día después, su cuerpo sin vida fue localizado a un costado de la base de un puente sobre la carretera Cuautla-Tepoztlán, a un kilómetro de la caseta de cobro de Tepoztlán en Santiago Tepetlapa. El hallazgo fue realizado por una pareja de ciclistas que notificaron a las autoridades.

Sin embargo, Natalia Armendáriz quien es una de las amigas de la víctima, aseguró que Ariadna Fernanda nunca salió de un bar en la Condesa ni tomó un taxi, sino que se encontraba en un departamento de dicha colonia con amigos.

“Efectivamente, estaban inicialmente en un bar, pero después se fueron al apartamento, donde fue vista por última vez. Durante los 3 días que estuvo desaparecida, ninguno de esos amigos se preocupó por ella, ni demostraron interés por su estado”, comentó la joven.

Sin embargo, los primeros reportes dados a conocer por la Fiscalía General de Justicia de Morelos, revelaron que Ariadna Fernanda murió por bronco aspiración e intoxicación alcohólica, debido a que tenía una concentración de alcohol seis veces más que la normal. De acuerdo a los médicos forenses, tanto alcohol en su organismo inhibió su reflejo nauseoso, lo que provocó que no pudiera vomitar y los alimentos llegaran a sus vías respiratorias.

Por lo tanto, el caso no es indagado como un crimen por feminicidio, indicó el fiscal general de Morelos, Uriel Carmona Gándara: “La necropsia no es coincidente con un femicidio, pero vamos a agotar toda la investigación para descartar cualquier posibilidad y esa es la garantía que se puede ofrecer”, acotó.

Con información de Rodrigo Mendoza González, El Heraldo.

Comparte y dale me gusta