Una orden de aprehensión debería ser suficiente para atrapar a Axel Joya: defraudados

Comparte y dale me gusta

*Yani Valencia, representante social de la personas defraudadas por AXE Capital informó que solicitaron que se emita un botón rojo para que la INTERPOL dé con su paradero

Representantes de las personas defraudadas por AXE Capital, acudieron esta semana a la Ciudad de México para reunirse con el subprocurador fiscal y pedir que se emita un botón rojo para que la INTERPOL localizar a Axel Joya, dueño de la empresa y presunto defraudador de más de 6 mil colimenses.

Ante la noticia sobre que ya hay cuatro órdenes de aprehensión por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE), en contra del imputado, la representante social de los defraudados, Yani Valencia, dijo que eso significa que se encontraron elementos necesarios del presunto fraude en esos cuatro casos, pero falta por procesar el resto de las 658 denuncias presentadas en Colima.

Sin embargo aseguró que con una sola orden de aprehensión debería ser suficiente para atrapar al presunto defraudador.

Asimismo, destacó que lo principal que buscan los afectados es recuperar su dinero, por lo que las acciones deben ser encaminadas a que les regresen ese capital o bien que el gobierno se los pague, tras asegurar que las autoridades permitieron o le dieron el tiempo suficiente para que sacara todo ese capital del país, pues ya ni siquiera aparece que tenga propiedades o algún capital en México.

“Nosotros entendemos que si el gobierno solapa a alguien, entonces que ellos acreciente la deuda y que realmente, a los ciudadanos que confían en esta autoridad, pero no han visto respuesta, se les pague. Entonces esta iniciativa ciudadana está sonando muy fuerte en espera gubernamental para que de una vez se termine este problema que ya nos tiene cansados, pero que no les vemos otra solución”.

Yani Valencia recordó que los afectados son personas que obtuvieron ese dinero por medios lícitos, ya sean sus ahorros fruto de su trabajo, o bien su patrimonio, su pensión o solicitaron préstamos bancarios, pero no son delincuentes.

Además reiteró que estas personas están siendo afectadas no sólo por la falta de este recurso sino en su salud tanto física como emocional, por lo que el daño es incuantificable.

Comparte y dale me gusta