Quod scripsi, scripsi Horacio Archundia EL VERDADERO DESARROLLO SUSTENTABLE.

Comparte y dale me gusta

El cuidado del medio ambiente es algo en lo que debe trabajarse día a día. Es un imperativo, algo inaplazable. En ese sentido, la Comisión Nacional Forestal, cuyo gerente en Colima es el dinámico y eficaz líder campesino David Rodrìguez Brizuela, está promoviendo algunas acciones tendientes a proteger la naturaleza. Entre estas se cuentan la construcciòn de estufas ahorradoras de leña, el impulso de hornos para producción de carbón, la creación de empresas forestales y la realización de casas de madera. Se tiene proyectado construir construir 200 estufas ahorradoras de leña, las cuales son de lodo y arena, en comunidades rurales; destacan las que se han asignado a dos pueblos de nuestro municipio: Canoas y Tepehuajes. La iniciativa – según ha informado Rodríguez Brizuela- tiene como principal objetivo el cuidar la salud de las familias campesinas. Con esas estufas se evita que quienes cocinan aspiren el humo de los fogones causándose daños, inhalando solo el aroma del barro. Por si fuera poco, las estufas de Ecotecnología no tienen costo, ya que se realizan con recursos del Programa Nacional Forestal. En el mismo sentido, se impulsa la construcción de hornos para producción de carbón. Y también en tres localidades porteñas, han sido desarrollados los hornos: en Tepehuajes, Punta de Agua y ejido Pedro Núñez. Son hornos con una capacidad doméstica y cada uno de 80 mil pesos y uno de 200 mil para lograr que estos ejidos, que son microempresas, puedan desarrollarse y tener sus propios recursos. Hay otros programas que se han implementado aplicando además medidas de amortiguamiento ambiental, son las de aprovechamiento forestal que ya tienen, hasta lograr tener un mueble; eso se hace en ejidos como Miguel de la Madrid en Manzanillo, Punta de Agua y Pedro Núñez. Destaca, asimismo, el plan de construcción de vivienda con bambú, que ha cobrado una buena credibilidad ante el reciente temor provocado por los sismos. En el Colegio de Ingenieros Civiles de Colima, tuvo una gran aceptación la construcción de casas de madera, por lo que participarán con la construcción de viviendas con madera de procedencia legal, del bambú que está en auge en Colima, con lo que además estéticamente tendrían casas bonitas que coadyuven a disminuir los daños ante el problema sísmico. Todas esas actividades viene encabezando la Conafor, y las coordina un profesionista serio, capaz, con gran experiencia en materia agropecuaria como lo es David Rodríguez Brizuela.
LA DESERCIÓN ESCOLAR Y LA SEP EN COLIMA. Uno de los problemas más graves del país es la deserción escolar. Colima no es, naturalmente, la excepción. Y aunque en el ámbito general de la República no figura nuestra entidad como una de las más retrasadas en materia de preparación, sí es menester que se emprendan acciones contundentes, para que cada día sea menor el número de personas que no alcanzaron a concluir estudios medios y superiores. Las circunstancias que provocan que millones de jóvenes abandonen sus estudios en Colima, tienen que ver con carencias económicas, con crisis familiares, con desórdenes conductuales y con muchas otras causas que deben ser analizadas por separado. Esto ya lo tenemos identificado y el reto será reducir esos riesgos de deserción escolar. Pero ahora importa saber dos cosas principales. La primera es el número de personas que no han conseguido estudiar su bachillerato o una carrera profesional. Y la segunda es cómo resolver ese conflicto y cuál es la mejor manera de abatir el rezago de escolaridad que padece Colima. Desde hace ya muchos años, viene haciendo una esforzada labor de nivelación educativa el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), organismo creado por Decreto Presidencial publicado en el Diario Oficial de la Federación el 31 de agosto de 1981.
En cumplimiento de sus atribuciones, el INEA propone y desarrolla modelos educativos, realiza investigaciones sobre la materia, elabora y distribuye materiales didácticos, aplica sistemas para la evaluación del aprendizaje de los adultos, así como acredita y certifica la educación básica para adultos y jóvenes de quince años y más que no hayan cursado o concluido dichos estudios en los términos del artículo 43 de la Ley General de Educación. El INEA tiene el propósito de preservar la unidad educativa nacional para que la educación básica de las personas jóvenes y adultas se acredite y certifique con validez en toda la República. Pero el Instituto Estatal de Educación para los Adultos, se encarga exclusivamente de alfabetizar y de certificar los niveles de educación elemental como son la primaria y la secundaria. Eso ha obligado a que a través de otras instancias y mecanismos jurídicos, se certifique o se evalúe a quienes desean obtener sus certificados de bachillerato o a quienes buscan lograr un título profesional mediante exámenes a título de suficiencia o a través de procedimientos de evaluación que concedan que, quien tiene experiencia, conocimientos y trayectoria en una profesión sin contar con su título, pueda obtenerlo sometiéndose a los exámenes correspondientes. Existe un acuerdo, el 286, que permite que quienes posean conocimientos y experiencia sobre una profesión se titulen con solo una evaluación. En eso, no se ha trabajado en Colima y es uno de los proyectos que debe echar a andar el actual titular del sector educativo, Jaime Flores Merlo, que por cierto no ha dado muestras de que vaya a hacer un buen papel.
POR HOY, BUEN DÍA.

 

Comparte y dale me gusta