Mi crónica: Les madrugaron y les ganaron la estrategia a Morena / Desde el curul 26

Comparte y dale me gusta

Por Juan Ramón Negrete.

Colima, Col., 4 de julio de 2020.- De manera inesperada para los legisladores y legisladoras del grupo parlamentario de MORENA y para la diputada Ana Karen Hernández Aceves, del Partido del Trabajo, vocal de la Comisión de Hacienda y Presupuesto del Congreso del Estado, se resolvió el análisis de la solicitud de endeudamiento del Ejecutivo Estatal para contratar uno o más créditos hasta por 750 millones de pesos.

Al regresar del cuarto receso a que había enviado el presidente de la Comisión de Hacienda, diputado Julio Anguiano Urbina, debido a que los legisladores de MORENA, encabezados por su coordinador, llevaban la consigna de “tronar” la reunión de trabajo de la Comisión de Hacienda, a fin de que no se pudiera analizar la solicitud del mandatario estatal, negándoles la participación a los secretarios de Planeación y Finanzas, de Cultura y de Salud, así como al Coordinador del C4, a pesar de que habían sido citados por el presidente de la comisión, toda vez que llevarían a cabo el análisis de la solicitud de endeudamiento.

La línea del coordinador de MORENA, era en el sentido de que no se permitiera hablar a los funcionarios estatales y que en todo caso fueran citados para dentro de un mes, “porque tenemos mucho trabajo por desahogar, como las auditorías de OSAFIG, realizar foros, y además cuál es la prisa si apenas llegó ayer la solicitud del endeudamiento”, decía.

Cada que el presidente Julio Anguiano, intentó someter al análisis la solicitud de endeudamiento que había leído el documento, a pesar de la oposición del coordinador parlamentario de MORENA, y de que Anguiano Urbina, había leído un documento que era el análisis jurídico de la solicitud de endeudamiento algunos diputados de MORENA y la legisladora del PT, ya no lo dejaron trabajar, pues cada que intentaba dar la palabra a alguno de los integrantes de la Comisión para que plantearan sus interrogantes, de inmediato se le iban encima, para que no permitiera que invitara a los funcionarios estatales a que respondieran las inquietudes de los legisladores.

A las 02:05 horas de este sábado reiniciaron la reunión de trabajo de la Comisión de Hacienda, cediéndole la voz al diputado priísta Rogelio Rueda, quien dijo que en el transcurso de la sesión, tuvieron la oportunidad de hacer uso de la palabra todos los y las diputadas que desearon hacerlo, donde “además del ejercicio de hablar y expresar lo que queremos, brindar la información, nuestras opiniones, nuestra perspectiva para los demás compañeros, también hay que tratar siempre de escuchar a los demás para saber qué hay de valioso en sus aportaciones, en sus participaciones”.

Agregó el priísta que “haciendo el esfuerzo de por qué se ha insistido en que no tengamos alguna información que se ha planteado útil, caigo en cuenta que algunos compañeros de la comisión y otros compañeros del Congreso integrantes, tienen ya muy claras las cosas, incluso fijaron posición pública antes de que llegara la iniciativa; tienen muy clara toda la información que necesitan para fijar posición”.

El madruguete…

Ante eso, dijo Rueda Sánchez, “creo, lamento que han estado aquí muchas horas los señores funcionarios, pero es muy claro que no requieren la información (los diputados de MORENA y la legisladora del PT), ya fijaron posición desde antes, entonces, siendo así las cosas presidente, yo le pediría que sometiera a votación el sentido en que se va a resolver esto”.

Rogelio Rueda propuso que se aprobara la iniciativa “y que se elabore el dictamen favorable y lo someta usted a votación”.

La diputada Livier Rodríguez, apenas expresó un “claro que no”, mientras que Julio Anguiano decía: “el que esté a favor que levante la mano”, y los cinco integrantes de la Comisión de Hacienda, levantaron la diestra, por lo que el presidente de la Comisión declaró que se aprobaba.

Ya no pudo seguir hablando, porque Vladimir Parra, violando el reglamento se le fue encima a Julio Anguiano y le arrebató el micrófono, y trató de arrebatarle los documentos, ante lo cual el presidente de la Comisión de Hacienda, junto con el diputado Guillermo Toscano, abandonaban su lugar en el presídium al observar que se les echaban encima.

Ana Karen Hernández y Arturo García, se le fueron encima al presidente de la comisión, al tiempo que solo gritaban “no, no, Julio”, y la diputada Livier Rodríguez fuera de sí también le gritaba al presidente de la comisión de Hacienda, “claro que no, no es posible ¡Julio!, ¡no!, ¡no!, ¡claro que no, es un atropello!, ¡Qué bárbaros!, ¡No, no, claro que no”, gritaba Rodríguez Osorio.

La petista Ana Karen Hernández decía que la sesión no se había cerrado, “ni nada, entonces por qué no, no, claro que no”, sin embargo ya no se encontraba el presidente de la Comisión de Hacienda, quien se retiró por considerar que ya no había las garantías para su persona, por el gesto amenazante de sus propios compañeros de bancada.

El priísta Rogelio Rueda, se quedó en su lugar, recibiendo la andanada de reclamos, principalmente de Arturo García Arias, quien no esperaba que les hubieran madrugado y que les hubieran ganado la partida y gritaba “es una canallada, esto no es posible; es sorprender, sorprender al Legislativo con una acción de esa naturaleza; bueno que en su salud lo encuentren, pero nosotros estamos firmes en que no se aprueba y lo vamos a defender hasta las últimas consecuencias para que no se viole la Ley, no obstante que tú lo estás avalando”, le reclamaba al priísta Rogelio Rueda.

Mientras los y las legisladoras de MORENA y la del PT, no sabían qué hacer y caminaban por todo el salón de plenos, gritando a pesar de traer los micrófonos que se estaba violando la ley, los Secretarios de Finanzas, de Cultura, y de Salud y el Coordinadores de C4, junto con sus colaboradores, aprovecharon para abandonar el recinto legislativo, por la salida a la Calzada Galván.

García Arias estaba fuera de sí culpando a Rueda Sánchez de estar avalando la ley y no quería escuchar al priísta quien trataba de hacerse escuchar, pues él no traía micrófono y Arturo García no dejaba de gritar.

Rueda Sánchez le decía al diputado de MORENA, “se votó como tú querías; tú no quisiste que participaran los secretarios, que no hubiera comparecencias que porque se violaba la ley porque no habían sido aprobadas previamente; no desahogamos ninguna comparecencia, satisfacimos tu planteamiento y tu perspectiva de que no procedían, entonces cumplimos”.

Eso enojó aún más al morenista, que le seguía reclamando a Rogelio, y éste como vio que no iba a lograr nada, se dio la media vuelta y tocando por el hombre a las diputadas Lizet Rodríguez y Malú Berver, abandonaron el salón de sesiones, dejando ya solo a los diputados de MORENA que desde horas antes estaban festinando que iban a tronar la reunión y que no permitirían a los funcionarios estatales que dieran su explicación sobre la solicitad de endeudamiento.

Las agresiones al Secretario de Finanzas…

Hay que señalar que el coordinador de MORENA y sus allegados echaron mano de todas las marrullerías posibles para hacer “tronar” la reunión a grado tal que apenas se reanudaba la reunión a las 19:54 horas, y mientras adentro Arturo García Arias y Ana Karen Hernández, integrantes de la Comisión de Hacienda, comenzaban su labor para impedir a toda costa analizar el dictamen de la solicitud de endeudamiento y sobre todo impedir la participación de los funcionarios estatales, cuando afuera del Congreso inició el otro show.

Reactivaron a los activistas María Silvia Guardado, la que tiene con su “plantón” afuera del Congreso aproximadamente año y medio, junto con Teresita Mascorro, una mujer más joven no identificada y Jesús Magaña, el activista que utiliza muletas, comenzaron a gritar insultos y a tildar de “asesinos” y “vendidos” a los diputados Rogelio Rueda, a Julio Anguiano y a Guillermo Toscano, así como al Secretario de Finanzas, Carlos Arturo Noriega García.

A los reporteros, que ya somos sus clientes, de chayoteros y vendidos no nos bajaban, y llegó un momento en que los gritos y las protestas subieron de tono que comenzaron a golpear los cristales de las puerta principal, exigiendo pararan la reunión.

Más tarde se sumó a los manifestantes el también activista Apolonio Núñez y Emmanuel Valdemar, quien se sumó al griterío en contra de los tres diputados antes señalados y en contra del Secretario de Finanzas.

Falló la acción concertada…

Y así entre recesos y reanudación de la reunión, los manifestantes seguían a pesar de que nadie les prestaba atención y precisamente a las 00:57 horas de este sábado, cuando estaban otra vez enfrascados los de MORENA tratando de tronar la reunión, de la nada, por el acceso principal al Congreso, que tenía desde el mes de marzo que no se abría al público, ingresa al recinto Legislativo, el activista Apolonio Núñez.

Gritando e insultando de manera verbal al Secretario de Finanzas y como que hacía la finta de que iría hasta donde estaba el funcionario estatal…

Se suponía que la puerta estaba bajo llave, y al ser uno de los manifestantes, los elementos de seguridad lo detendrían para evitar alguna posible agresión, sin embargo el jefe de logística del congreso y los demás elementos que lo auxiliar en salvaguardar el Congreso, incluyendo elementos de la policía, en lugar de dirigirse hasta donde se encontraba el manifestante y frenarlo, ¡se fueron para el lado contrario!, para proteger la puertita que da al salón de plenos, dejando solo al Secretario de Finanzas, aun cuando parecía que en cualquier momento se le iría encima Noriega García.

La acción concertada para permitir el acceso a los manifestantes, llevaba la intención de reventar la reunión y que se armara el zipizape, para entonces sí decir que no había condiciones de continuar trabajando, no previeron que en ese justo momento se decretaba otro receso, por lo que el manifestante solamente se dedicó a insultar al Secretario de Finanzas, acusándolo de ratero.

Apolonio Núñez al dirigirse al funcionario estatal de ratero no lo bajaba, mientras los guardias no intervenían, porque al parecer la orden era que lo dejaran actuar e insultar al funcionario, para tratar de romper la sesión de una vez por todas.

Como nadie le dijo nada a Apolonio y lo dejaron que se desahogara, llegó el momento donde se quedó callado y luego se sumó a los gritos de los diputados sobre qué hacer en la reunión, “pon orden y atención y sí, que respondan conforme a derecho”, o sea no sabía ni de que se trataba pero parecía que eran las indicaciones que llevaba.

Afuera del congreso seguían los gritos de María Silvia Guardado y de Teresita Mascorro, adentro del recinto Apolonio Núñez, ya no gritaba, estaba sentado en la última fila del lado derecho, acompañado de Emmanuel Valdemar, otro activista que anda junto a Apolonio, y sí llano la atención que ninguno de los vigilantes, ni el jefe de la unidad de seguridad y logística, le dijo nada, lo metieron para que agrediera verbalmente al Secretario de Finanzas y cumplió, lástima que no salió como lo habían planeado.

Entre selfies y risas…

Los y las diputadas de MORENA y sus abogados disfrutaban el momento, mientras duraba el receso, entre risas y chascarrillos se tomaron selfies que luego subieron a los muros de Facebook, daban por descontado de que ganarían la partida al presidente de la Comisión de Hacienda y de que se saldrían con la suya y no permitirían la participación de los funcionarios estatales.

A las 01:15 de la madrugada uno de los auxiliares del Secretario de Finanzas, llegó con la cena para los funcionarios estatales y sus acompañantes, poniéndose a degustar los tacos que les llevaron, y es que los diputados no se vieron nada cordiales, porque ni agua les invitaron.

Así la Secretaria de Salud, que ya tenía más de 12 horas en el recinto legislativo, se sentó en el piso, en la alfombra, para estirar las piernas, mientras cenaba, al igual que los demás compañeros; la Secretaria de Cultura utilizó el muro posterior de las butacas, que le sirvió de mesa y junto con sus acompañantes dio cuenta de sus tacos.

Los de MORENA que ya habían cenado, aprovechaban el receso para estar haciendo transmisiones en vivo para sus respectivas páginas, tratando de justificar por qué se están oponiendo a autorizar el endeudamiento.

Así llegaron a las 02:05 de la madrugada que se reanudó la reunión, habló Rogelio Rueda, y a las 02:13 minutos Julio Anguiano, Rogelio Rueda y Guillermo Toscano, votan a favor el análisis del dictamen de la solicitud de endeudamiento, ganándoles la partida a Arturo García Arias y Ana Karen Hernández, que no supieron reaccionar, los agarraron dormidos y les ganaron la estrategia que tanto habían cuidado, por eso se enojaron.

Comparte y dale me gusta